Pasaje de vida en Dharmalaya

En Dharmalaya trabajamos en el jardín, aprendimos a construir en adobe, pintamos bambú, vivimos 5 días sin agua corriente, nos deleitamos todas las noches con vistas del atardecer tan hermosas que parecía que el sol se acostaba en otro mundo y casi todos los días nos visitaron tormentas furiosas y pasajeras que iluminaron el valle con sus relámpagos y despertaron a todos con sus truenos.

image

image

En Dharmalaya recolectábamos agua de una vertiente y la subíamos por los senderos de las cabras como hacían toda la vida los aldeanos de estas tierras, cocinamos con los aldeanos de estas tierras y nos comunicamos con sonrisas.

image

En Dharmalaya conocimos gente muy pero muy linda. Vivimos ahí por 10 días con muchos otros voluntarios, algunos pasajeros como nosotros y otros con una misión más extendida. Los últimos 5 días el grupo de voluntarios se fue reduciendo y eso nos permitió compartir más tiempo todos juntos y conocernos mejor. En poco tiempo las  personalidades se destaparon y en esta complicidad humana encontramos mucho amor. De pronto fuimos parte de una familia de amigos, que regalo! es algo que se extraña cuando uno pasa tanto tiempo viajando moviéndose de un sitio a otro.

image

Partimos una mañana con cierta tristeza por dejar atrás estas amistades pero a su vez con muchísima energía para continuar con nuestra aventura en los Himalayas. Nos alejamos de este castillo de barro en la montaña de Dharma con una gran sonrisa y gratitud.

image

Advertisements

One thought on “Pasaje de vida en Dharmalaya

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s