Over another sea, to Thailand

Dos razones me llevaron a visitar Thailandia: estudiar una técnica de masaje y renovar la visa para la India. Llegué a Bangkok la madrugada de un lunes sin dormir y una chica que conocí en la India me recibió en su casa donde pude descansar por el resto del día y encontrar un autobús para viajar en la noche hacia Chiang Mai (noroeste de Thailandia). Cuando llegué a Chiang Mai visité el consulado indio donde me pidieron un montón de papeles para tramitar la nueva visa. Las visas dan dolor en la panza. Alquilé una bicicleta y pasé un par de días en la ciudad esperando e-mails y tomando jugo de frutas. Regresé a la embajada donde el cónsul revolvió los papeles que me pidió con mucha autoridad dos días antes y sin prestarles atención los abrochó y me despachó con un ticket a la caja. Cada vez más siento que las cuestiones de la autoridad, los poderes y los deberes son un poco una lotería y no hay que tomarse nada muy a pecho. En India aprendí a seguir mi propia ley, a veces una pequeña rebelión pero con confianza en el Dharma! Pero para una visa hay que decir ‘si, señor cónsul, las cartas que usted quiera!’

IMG_20150806_204842

Después dejé Chiang Mai por Lahu, un pueblo a una hora de la ciudad, en la montaña, a 900m de altura donde el aire es más fresco. Si bien es la época del monsoon (lluvias) este año es bien seco. La técnica de masaje thai es en realidad originaria de la India pero hace centenares de años pasó hacia Thailandia y se desarrolló y mantuvo aquí mientras que en la India se extinguió. Es un arte de sanación hermoso y está basado en el principio budista de metta: amor y compasión.

wpid-img_20150806_215538.jpg

Después del curso me embarqué en otro viaje hacia Pun Pun al norte de Chiang Mai. Pun Pun significa miles de semillas y es una comunidad y granja orgánica que se estableció hace 20 años sin mucha expectativa de devenir lo que hoy es. Una de sus principales actividades es crear un banco de semillas para trabajar en recuperar todas las variedades de frutas y vegetales que poco a poco con el tiempo se han ido desapareciendo. ¿Se imaginan que en la existen en verdad 200 variedades de tomates? Ellos trabajan para salvar la diversidad que se perdió una vez que la agricultura se industrializó y empresas como Monsanto o CP comenzaron a controlar las semillas.

wpid-img_20150820_182133.jpg

IMG_20150828_140227

El último fin de semana en Thailandia fui a Chiang Rai, ahí nomas del borde con Burma/Myanmar para visitar a Momay y su familia en su ciudad natal.

IMG_20150830_170446

Con Momay fuimos compañeras de doctorado en Liverpool, ayer nomas! Momay ahora es profe de física en la y está a cargo de un pequeño pero hermoso observatorio en la universidad. Fue muy pero muy lindo verla y conocer a sus padres. La mamá es una fanática del masaje thai así que pude practicar con una conocedora del asunto. Me trataron como una reina, prepararon una comida riquisima y pasamos todo el día visitando templos y una tierra que tienen en la selva. Qué gusto terminar así la estadía en este país tropical! Me vuelvo para la India con mucha gratitud.

IMG_20150903_155454

Advertisements

3 thoughts on “Over another sea, to Thailand

  1. Que linda historia. Y si… parece que esta vida es un gran recuerdo…el karma es bien llevado con gratitud y amor . Aca las pibas te extrañamos..

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s