Más allá de todo

Hace seis semanas que vivo en un Ashram. Acá no tenemos internet y dos veces traspasé la entrada. No sé exactamente que pasa en el mundo, me llegaron noticias de las elecciones presidenciales en Argentina y de la bomba en Ankara. Cada tanto hablo con Yoel y mis padres y así tengo novedades de algunos seres queridos. Estoy desconectada en las formas habituales pero no me siento así, es sólo apariencia. Hoy tengo internet y es suficientemente fuerte para aguantar la energía que quiero mandar en este mensaje.

Las enseñanzas de yoga, de Buddha y de tantas otras sabidurías dicen que para ser feliz uno debe trabajar en disolver las emociones que nos encierran en un ciclo de sufrimiento. Abrir camino a la ecuanimidad (no reacción) para lograr un estado de existencia en donde la paz interior no depende de lo que sucede a nuestro alrededor. Es un largo camino realizar estas enseñanzas pero cada intento es un paso hacia adelante. Aquí aprendí que solamente una emoción es positiva: amar incondicionalmente. “Love everyone, serve everyone and feed everyone with humility, respect and love.”

Hari Om

image

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s